30 de agosto de 2011

John Gebhart y una niña afgana.

Esta más que una historia es la anécdota feliz de un militar norteamericano destacado en Afganistán y una niña afgana herida. Un ejemplo de relaciones humanas que se establecen en situaciones extremas. Esto dice la nota y esta es la foto:
¡Es una foto de guerra . Es el otro lado de la guerra, y es emocionante! El corazón de un soldado, el corazón de un hombre, de un Padre...
Esto es lo que deberían mostrar los titulares de os diarios en lugar de todo lo que nos enseñan de poca importancia.
Esta historia es dura, pero muy reconfortante para el corazón, cuando miramos esta foto de John Gebhardt en Afganistán. La esposa de John Gebhardt, Mindy, dijo que la familia entera de esta niña fue ejecutada.
Los insurrectos querían matarla también y le pegaron un tiro en la cabeza... pero por suerte fallaron y no murió. Ella fue cuidada en el hospital donde John se encuentra y ella está en vías de curarse, aunque llora y se queja.
Las enfermeras han dicho que John es el único que logra calmarla, entonces John ha pasado las 4 últimas noches a tenerla en sus brazos y los dos duermen en esta silla. La pequeña se recupera lentamente.
John es un verdadero héroe de la guerra y representa lo que Occidente pretende hacer allí.
Esto, vale la pena de ser compartido no lo verás, jamás una cosa así en las noticias. El mundo necesita ver fotos como esta.

23 de agosto de 2011

Otro cuadro, este de Carlos Enríquez, también robado en Santa Clara, Cuba.

Hace varios días que aparece en  Internet la  información sobre un cuadro de Víctor Manuel, robado recientemente en Santa Clara y que fue recuperado, dice la información:
La policía de Cuba recuperó un cuadro de Víctor Manuel, uno de los principales pintores de la isla, que fue robado hace un mes de un centro cultural de Santa Clara (centro), cuando detuvo al ladrón principal en un intento emigración ilegal, informó este lunes la prensa local. “Paisaje Cubano", un cuadro del internacionalmente conocido por su obra "Gitana Tropical", Víctor Manuel García (1897-1969), fue robado del Centro de Patrimonio Provincial en Santa Clara, 280 km al este de La Habana, dijo el semanario Vanguardia, de esa provincia.
Aquí les dejo la información de un cuadro de Carlos Enríquez, uno de los principales pintores cubanos que fue robado, - o auto robado, en Santa Clara.
Sin título. Se trata de un pequeño trabajo de Carlos Enríquez no fechado en técnica mixta (acuarela-dibujo) de pequeñas dimensiones (menos de 8x10 cm.). Muestra la figura de un caballo, la cabeza y el cuello del animal que sale de la floresta entre hojas. El autor puso en el cuello del caballo una caricatura, su auto caricatura.
La obra procede de la familia Martull Bataille, fue cedida por Rosa Martull Bataille, en el año 1993; esta fue la hermana de Guillermo Martull Bataille cuñado del artista.
Foto de la pintura © : Sin título. Cabeza de caballo con una caricatura del artista insertada. Esta es una foto copia en b/n de la pintura. No se permite la reproducción de esta foto por cualquier medio.

20 de agosto de 2011

La oscuridad del sistema imperante en Cuba.

Los dictadores cubanos sostienen y defienden un concepto bastante burdo de democracia, la praxis así lo demuestra, solo la desvergüenza que los caracteriza puede llevarlos a decir que nuestra sociedad es paradigma de libertad de elección y que los ciudadanos ejercen plenamente sus derechos en el plano político. Que se auto titulen democráticos es una burla cruel a este país y a las naciones libres de la tierra, podríamos tomarlo como un chiste, pero el excesivo humor negro nos impediría reír a carcajadas.
Sin dejar lugar a la duda, el sistema imperante en nuestro país es un modelo de antidemocracia, no es necesario realizar un estudio extenso o profundo para demostrarlo, ¿cómo le llamaríamos, según el significado conocido, a un gobierno establecido por más de cinco décadas, con las mismas figuras de poder al mando, cabida para un solo partido, un único discurso y una sola ideología? Un gobierno dictatorial, totalitario y abusivo que además no da señales de querer cambiar la fórmula impuesta, sino de continuar dominando todas las esferas del país, económica, política, social y cultural.
Otra palabra que el discurso oficialista balbucea a menudo es soberanía, ¿podrá ser nuestra patria soberana con un gobierno autoritario e impositivo al frente? Lo cierto es que la soberanía de un pueblo no tiene por qué ser directamente proporcional a la hegemonía que ejerce sobre él un gobierno o un estado. Nada tiene que ver una patria soberana con la ausencia de libertades internas, aun cuando esta goce de total independencia del señorío de cualquier otra nación. Toda forma de esclavitud o supeditación impuesta es vergonzosa, un país donde la pluralidad se ahoga dentro de la voz del dictador no es libre y su pueblo está muy lejos de ser soberano o dueño de sus propias decisiones, de su propio destino.
Este “intocable” e “indestructible” sistema, tiene a bien, además, definir como subversivos a quienes se oponen a su poderío, utilizando para establecer esta definición como base o pretexto el supuesto vínculo entre los disidentes con potencias extranjeras y algunas organizaciones no gubernamentales, también supuestamente ligadas a las primeras, a las que inculpan de jugar un papel mediático, al ayudar, asesorar, financiar y dar apoyo moral y político a quienes en el interior del país desean el derrocamiento del gobierno. Los argumentos anteriores no son más que el mal intencionado intento de robar la autenticidad y legitimidad de la oposición interna cubana.
Si tomamos como muestra al comandante Fidel Castro Ruz, estaríamos ante la presencia de un magnífico ejemplar subversivo, este elemento intentó y logró derrocar las estructuras del poder establecidas por el gobierno imperante en su momento, el de Fulgencio Batista, a mi criterio, un pésimo gobierno al cual yo también habría desafiado. Recibió ayuda del exterior, por lo que los elementos mediáticos no estuvieron ausentes y promovió el derrocamiento del gobernante establecido con acciones violentas y destructivas.
Al confrontar a este elemento subversivo con los opositores cubanos actuales encontramos puntos muy significativos que los diferencian, entre ellos los más importantes a mi juicio son: los opositores actuales se enfrentan a un gobierno desleal al pueblo, encabezado precisamente por la dinastía de Fidel y su hermano Raúl Castro, que ha derrocado y eliminado de la faz política del país a cualquier tipo de partido, apuntalando solamente al suyo, un gobierno que al igual que el anterior llegó a las esferas de poder a través de la violencia y las armas y que ha hecho uso de la intimidación, la persecución, la tortura solapada y la brutalidad para mantener sometido bajo su capucha al pueblo de Cuba. Pero la diferencia más notable radica en que los “subversivos” actuales se niegan a hacer uso de métodos violentos o destructivos, la lucha de los opositores al régimen de los Castro, es totalmente pacífica, solo busca recuperar la cultura y los derechos ciudadanos perdidos durante estos años de dictadura, restablecer la voz silenciada del pueblo para encaminarlo hacia una sociedad verdaderamente justa cuya fortaleza más notable sea la restauración de una sólida y real democracia.
No es a través de la guerra armada que los opositores cubanos desean obtener sus objetivos, el arma de estos hombres y mujeres es aun más fuerte y temible: la palabra, un discurso que se aleja del oficialista, que no se supedita a la voz de los poderosos, ni a las arbitrariedades de la autoridad de quienes gobiernan la isla. Una crítica realista que no se queda solo a nivel de tapete, sino que lo levanta y muestra las telarañas y los trozos de polvo acumulados en los sitios escondidos, que muestra la cara que el sistema quiere ocultar bajo fantasiosos maquillajes, esa cara fea y decadente que ha llevado a la hecatombe al país.
En Cuba los discursos disidentes no tienen ni la más remota posibilidad de usar los medios de comunicación legalizados, como la radio, televisión nacional, prensa plana, para la expresión y promoción de sus criterios y opiniones. Querer vender al resto del mundo un país que defiende y respeta la libertad de expresión es otro descaro. Solo la tecnología y su avance vertiginoso han abierto brechas significativas a las voces opositoras que logran a través del ciberespacio salir al exterior y expresarse libremente. Lo más interesante es que este fenómeno se ha ido expandiendo y aunque lentamente, cada vez son más los blogueros y twitteros que burlan la censura de los medios oficiales y exponen la verdad despojándose de la mordaza del miedo. Según el criterio de la experimentada Yoani Sánchez el virus de los twits y de los blogs es altamente contagioso y de seguro serán cada día más los contagiados.
El sistema que impera en Cuba se torna más oscuro con el paso de los años, su decadencia se respira en las calles, se hace más evidente en la creciente pobreza de sus habitantes, en el deterioro de los valores más elementales, se divisa en las edificaciones, en los automóviles, en la piel reseca y maltratada de los hombres y mujeres de a pie, en la ausencia de alternativas eficaces por parte del estado para solucionar los males que aquejan a la sociedad, males que comenzaron a afectarla desde el mismo instante en que tomó el poder esta dictadura tenaz y persistente. Males que solo podrán resolverse con el cambio y la transformación, con la recuperación de la libertad ciudadana, de la verdadera soberanía de nuestro pueblo.
Sustituir el manipulado y distorsionado concepto de democracia y libertad que nos han atarugado a la fuerza en nuestros cerebros políticos, por el verdadero, desprendernos del impuesto y adueñarnos de la verdad es lo único que permitirá que cada cubano comience a dar los primeros pasos hacia una Cuba democrática, libre y soberana, donde la voz y los intereses del pueblo sean la principal prioridad. El convencimiento individual de la necesidad de elecciones pluripartidistas, con períodos de mandatos limitados y razonables y de la necesidad imperiosa de arrebatarle al poderío estatal las esferas de nuestra nación de las que se ha adueñado para beneficio propio es lo único que logrará incorporar a la mayoría de los habitantes de nuestra nación a las filas de los “subversivos” del tiempo nuevo, de quienes soñamos con revolucionar pacíficamente el sistema arcaico y detenido que aprisiona nuestras alas y con ellas, nuestros más elementales derechos. Solo así se hará la luz definitiva que romperá con la tenebrosa oscuridad que nos circunda.
*Profesora en el Seminario Teológico Bautista Luis Manuel González Peña .Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad de la Habana y Master en Teología por el Seminario Evangélico Los Pinos Nuevos y por la Facultad Latinoamericana de Estudios Teológicos (FLET, hoy Laurel University).Apoya el trabajo profético ante el sistema de su esposo el pastor Mario Félix Lleonart y ha publicado en diversas publicaciones digitales tales como Religión en Revolución y Conexión Digital.

19 de agosto de 2011

Un exiliado cubano radicado en Nueva York opina sobre la Ley de Ajuste cubano.

Se trata del ex prisionero de conciencia, José Martí y Pérez ( foto a la derecha) quién en juicio efectuado en La Habana fue condenado a trabajos forzados. El opositor cubano, un joven cubano que estudiaba en una escuela dirigida por un conocido disidente llamado Rafael María de Mendive, escribió una carta a un condiscípulo que se había incorporado a las fuerzas represivas del régimen. La carta fue del conocimiento de los sicarios del régimen quienes lo procesaron y condenaron. Remitido a un penal con privación de libertad y trabajo correccional con internamiento, a fin de incluirlo en los programas de rehabilitación, el opositor José Martí Pérez, fue trasladado a Isla de Pinos (o de la Juventud) y más tarde desterrado a España, (no precisamente por gestiones de la Iglesia católica). Años después se radicó en Nueva York.
Cuando el exiliado y ex prisionero político cubano, José Martí ( foto abajo a la izquierda)  se le preguntó su opinión sobre los viajes a Cuba y la relación de estos viajes con la llamada, Ley de ajuste cubano, esto fue lo que contestó:
Nos trajo aquí la guerra y aquí nos mantiene el aborrecimiento a la tiranía, tan arraigado en nosotros, tan esencial a nuestra naturaleza, que no podríamos arrancárnoslo sino con la carne viva!
¿A qué hemos de ir allá cuando no es posible vivir con decoro ni parece aun llegada la hora de volver a morir?… ¿A qué iríamos a Cuba? ¿A oír chasquear el látigo en espaldas de hombre, en espaldas cubanas, y no volar aunque no haya más armas que ramas de árboles, a clavar en un tronco para ejemplo, la mano que nos castiga?
¿Ver el consorcio repugnante de los hijos de los héroes, de los mismos, empequeñecidos en la impureza, y los vicios importados que ostentan, ante los que debieran vivir de espaldas a ellos, su prosperidad inmunda?
¿Saludar, pedir, sonreír, dar nuestra mano, ver a la caterva que florece sobre nuestra angustia, como las mariposas negras y amarillas que nacen del estiércol de los caminos?¿Ver un burócrata insolente que pasea su lujo, su carruaje, su dama, ante el pensador augusto que va a pie a su lado, sin tener de seguro donde buscar en su propia tierra el pan para su casa?
¿Ver en el bochorno a los ilustres, en el desamparo a los honrados, en complicidades vergonzosas al talento, en compañía impura a las mujeres, sin los frutos de su suelo al campesino, que tiene que ceder al soldado que mañana lo ha de perseguir, hasta el cultivo de sus propias cañas?
¿Ver a un pueblo entero, a nuestro pueblo en quien el juicio llega hoy a donde llegó ayer el valor, deshonrarse con la cobardía o el disimulo? Puñal es poco para decir lo que eso duele. Ir, a tanta vergüenza! Otros pueden: ¡¡NOSOTROS NO PODEMOS!!
Estas declaraciones han sido publicadas en varios medios, ¿cuándo?...., no ahora sino desde el 10 de Octubre del año 1887.

18 de agosto de 2011

"¡Que trampa tan bien hecha nos han hecho, qué modo de torcernos tan derecho.!

Cubanos.

"¡Que trampa tan bien hecha nos han hecho,
que somos el ratón y la carnada;
la pared y la punta de la espada,
el embudo y su cono más estrecho!
¡Qué modo de torcernos tan derecho
que resultamos crimen y coartada!
¡Qué trampa tan bien hecha y adornada
con nuestro propio estilo contrahecho!"

René Ariza


16 de agosto de 2011

El Museo de las Parrandas.

Por: Eduardo Luís Martín.
Las tradicionales parrandas de Remedios están reconocidas como uno de los principales espectáculos de carácter popular celebrados en Cuba, además del carnaval de Santiago y las famosas charangas de Bejucal.
Por su brillantez, colorido y arraigo entre los moradores de esa central ciudad villaclareña, esas fiestas atraen mucho público, entre quienes figuran visitantes nacionales y extranjeros, quienes cada 24 de diciembre disfrutan del arte y buen gusto de los trabajos de plaza, carrozas, música y fuegos artificiales.
A la derecha: Foto de la Iglesia Parroquial Mayor de San Juan de los Remedios.
Durante el resto del año esta alegre tradición se mantiene viva, junto a los preparativos de la próxima edición de los festejos, existe el museo de las parrandas, donde se conserva la historia y otros elementos de tal manifestación cultural, muy arraigada en varios municipios y poblados de la región centro- norte de la Isla.
El museo ofrece al viajero salas con exposiciones permanentes y transitorias, está el área de música y faroles, la galería con los personajes más ilustres que a través del tiempo se identificaron con las parrandas, la sala de estandartes y fuegos artificiales, emblemas, fotos de los trabajos de plaza, vestuarios y otros elementos.
A partir de 1871, en vez de ocho barrios como era antes, las organizan dos, San Salvador, que abarca la zona norte identificado con un gallo, banderas rojas y azul, y El Carmen con un gavilán, una loba y gallardete carmelita.
Ambos bandos mantienen una fraternal competencia en cuanto al colorido de las carrozas, trabajos de plaza, cual verdaderas obras de arte, alegre música y los fuegos artificiales que le impregnan un especial ambiente de júbilo, aspectos muy bien recogidos en tan singular colección.
Nota: Se incluye en nombre del autor de la nota, pero no tenemos la fuente.

13 de agosto de 2011

La página Web de Conexión Cubana ha sido hackeada.

Como es usual cada día accedo a la página de Conexión Cubana; esta Web sobre temas cubanos tienes una excelente información y es administrada desde España. Es una de las mejores páginas sobre el tema cubano.
El asunto es que hoy al tratar de acceder a la página me encuentro con que esta ha sido hackeada. Evidentemente se trata de un hacker o grupo de hackers que responden a los intereses del gobierno marroquí. Se hacen llamar Les Royalistes.
Vean como aparece la página:
El texto del mensaje de estos hackers dice:
HACKED BY LES ROYALISTES::..
.::WE LOVE THE KINGDOM OF MOROCCO::.
Hi Admin
YOU HAVE BEEN HACKED BY Les Royalistes
viva sahara es marroquí viva rey de marruecos para siempre
El Polisario son unos hijos de putas, Algeria y España vive en la miseria!
!! مستعدون للموت و طحن البوليساريو والجهاد في سبيل الله وبلدنا المغرب !!
!! Lil'DON & EL-MATADOR SAMY !!>
..::Les Royalistes Team::..
الله - الوطن – الملك
Una traducción aproximada del texto dice:
Hackeado por Les Royalistes. Nosotros amamos el Reino de Marruecos. Hola Administrador , usted ha sido hackeado por Les Royalities.
Viva el Sahara marroquí , Viva el rey de Marruecos para siempre. El POLISARIO son uno hijos de p…, Algeria y España viven en la miseria ¡
! A punto de morir y el aplastamiento del Polisario y la Jihad por la causa de nuestro país es Marruecos! ( Traducción aproximada del árabe)
!! Lil'DON & EL-MATADOR SAMY !!>
..::Les Royalistes Team::..
Dios, la Nación , el Rey
Fin del mensaje. Esperamos que esta situación la resuelva el servidor o el  administrador a quien admiramos y respetamos por su trabajo.

11 de agosto de 2011

El precio de la perreta.

A un niño que conozco, que no se llama Pedrito, pero que al igual que este ha sufrido el desencanto de no poder tener juguetes y a la mayoría de las madres y  los niños cubanos, porque cualquier semejanza de esta historia con la realidad, créanme, no es pura coincidencia. Bombero, bombero… yo quiero ser bombero. Amaury Pérez
Pedrito es un niño bueno, recién en el mes de abril cumplió sus ocho años. Es aplicado en las materias de la escuela, educado como pocos de su generación y muy obediente. Su madre, una joven de solo treinta años, tiene puesto sus ojos de futuro en su pequeño Pedrito, es madre soltera como tantas otras y pasa las de Caín para mantener a su hijo con las cosas elementales. Desde hace un tiempo se desempeña como conserje de limpieza en un hospital. Su salario se ha incrementado, pero así y todo es insuficiente para vivir, por lo que, además de limpiar pisos, vende algunas chucherías que consigue por la vía del mercado negro. Los pacientes del hospital son sus principales clientes, con esto subsisten un poco y al menos no llega al punto de vender su cuerpo por las calles, como tantos otros, a quienes no juzga, pero realmente para ella este sería el último trabajo que haría en su vida.
trabajo que haría en su vida.
Gracias al empleo, pero sobre todo, a las ventas ilegales de chucherías, se puede dar con un canto en el pecho, porque a su niño no le falta nada,… bueno, casi nada. Tiene sus tenis para la escuela, el par de zapatos nuevos de vestir que solo los usa para las contadas ocasiones en que puede sacarlo a pasear a casa de sus abuelos, varias camisas de uniforme y dos pantaloncitos, una mochila grande y bonita que le compró en Artex para cargar los libros, algunos shorts de mezclillas y pullovers con los Powers Rangers, sus personajes favoritos de la tele, casi todo adquirido bajo la sombra de la ilegalidad, pero nadie puede decir que su Pedrito anda mal vestido, sucio o descuidado. Sobre todo ella garantiza la comida para su hijo, lucha mucho para que de vez en cuando pueda llevarse a la boca un trozo de carne, para que no le falten los huevos y el yogurt que toma en el desayuno y en las meriendas. También de vez en vez puede comprarle algún helado Nestlé y otras confituras, invirtiendo varios pesos en moneda nacional para adquirir dos o tres de la moneda convertible o cuc. Este lujo se lo puede dar muy pocas veces, pero cuando se lo puede dar se siente satisfecha. Nadie imagina lo que le cuesta poder estimular a su hijo con estas cosillas, ver la cara de contento que pone para ella es el mayor premio.
Quisiera pedirle más a la vida o a Dios, pero está complacida, con que Pedrito tenga buena salud y crezca fuerte, ya lo tiene todo. Pedrito por su parte, es un niño afortunado porque tiene una madre que le quiere y abuelos que lo miman, y es inteligente y hasta bien parecido, todos le dicen que cuando crezca va a ser un rompe corazones, lo que la gente no sabe es que ya lo es, porque más de una niña en la escuela le ha mandado noticas de amor, claro que Pedrito todavía no piensa en estas cosas, su cabeza infantil navega en otros rumbos y como todo niño de su edad alberga un sueño, un deseo secreto que lo aleja de la realidad de vez en cuando.
La madre de Pedrito vive orgullosa de él y lo mantiene como tema principal de conversación en todas partes, en el trabajo con sus compañeras de limpieza, en la cola del pan, en la botella. Su hijo nunca le ha dado una perreta, no como la de esa niña que vio hace unos días en una shopping, que se arrastraba por el piso dando gritos pidiéndole a la madre una muñeca, la pobre mujer estaba tan avergonzada que tuvo que salir de la tienda sin comprar nada, llevándose a la malcriada casi que a regañadientes. Pedrito no es así y ella lo tiene bien enseñado, cuando va con él a comprar siempre le advierte que no puede pedir cosas porque su mamá no puede comprarlas y él es tan bueno que jamás abre su boca para nada.
Pero Pedrito es tan solo un niño de ocho años y tiene un sueño, un deseo que lo aleja de la realidad de vez en cuando. ¿Cómo puede Pedrito aceptar que su ilusión más  importante no puede materializarse, hacerse tangible? La madre de Pedrito debe entender que hay cosas que un niño no puede asimilar por muy bueno y educado que sea o por mucho que se le explique. Y así fue, era una de esas tardes en que luego de recogerlo en la escuela pasó por una de las tiendas recaudadoras de divisas del pueblo para comprar algunos artículos para la higiene, entraron como siempre, él amarrado de la mano de ella, mirando cada cosa con ojos desparramados, pero bien sellada la boca, todo iba bien, hasta que Pedrito divisó en el estante de los juguetes un enorme carro de bomberos, de color rojo brillante, con una escalera plateada igualita a la de los carros de verdad, dentro de la cabina, dos pequeñas cabecitas simulaban a los bomberos reales, con sus sombreros y todo. Disimuladamente el niño se desprendió de la mano de su madre y corrió a ver de cerca aquella belleza, sus ojos eran dos farolitos incandescentes.
La dependienta se percató de la fijeza del pequeño hacia el juguete y en un tono de gran amabilidad, haciendo uso de su mejor técnica de marketing, le preguntó: ¿Te gusta? Pedrito solo movió afirmativamente la cabeza. Mira, dijo ella, usa baterías, cuando las tiene el carrito rueda solo y suena la sirena como los carros bomberos de verdad, fíjate en estas mangueritas, las puedes desenrollar y todo, cuéntaselo a mami y dile que esta preciosura solo cuesta quince chavitos. Desde su inocencia de segundo grado, Pedrito calculó que el número quince es bastante pequeño como para ser caro, corrió hasta donde estaba su mamá y casi sin poder respirar, sin medir siquiera el tono de su voz, le pidió con las manos frías, cruzadas al nivel de su barbilla: mami, cómprame el carrito de bomberos, solamente cuesta quince pesos. La madre paralizada por la intempestiva actitud del pequeño le contestó tan bajito que a penas podía oírse a sí misma: No bebé, no son quince pesos, son quince chavitos, que equivalen a casi todo mi salario del mes, no, mami no tiene dinero para eso, pórtate bien, como siempre lo haces. Pero Pedrito estaba decidido a no portarse bien, lo único que quería era aquel carro de bomberos, él soñaba cada día con ser bombero, era lo que quería ser cuando fuera grande. Aquella belleza tenía que ser suya. Con todas las fuerzas de sus manitos pequeñas haló a su madre hasta conseguir llevarla al estante de los juguetes y en arranque de perreta se tiró al suelo mientras gritaba: ¡Yo quiero el carrito de bomberos! ¡Cómpramelo mami, no seas mala! ¡Cómpramelo mami, cómpramelo…!
La madre se dio perfecta cuenta de que el niño no iba a salir de su arrebato, lo tomó por uno de sus brazos, como hizo la mujer que había visto hacía unos días atrás con su hija, y casi lo arrastró hasta la puerta de salida de la tienda. Ya afuera, el infante lloraba sin consuelo, con fuertes sollozos, sin mirar a la cara de su madre. Esta quiso regañarle, en su indignación pudo haberle dado hasta un coscorrón, pero en vez de eso se dejó caer desfallecida en el contén de la acera. Abrazó la cabeza de Pedrito y le dio muchos besos. Así estuvieron sentados un buen rato, tirados en el suelo, al descuido y a la vista de todos. Pedrito no podría tener su carro de bomberos ni aunque montara la perreta más grande de la historia, ella no se lo podía comprar, a no ser que robara el banco. Entonces, con un profundo sentimiento de impotencia comprendió que a pesar de sus esfuerzos le podía dar muy poco a su niño, que este no podía aspirar siquiera a un simple juguete, ni ella a comprárselo.
Perreta: Palabra que caracteriza la acción verbal compulsiva de una persona hacia otra, por molestia o caprichos. Enfado, por lo general, producido en los niños.( nota del editor)
*Profesora en el Seminario Teológico Bautista Luis Manuel González Peña .Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad de la Habana y Master en Teología por el Seminario Evangélico Los Pinos Nuevos y por la Facultad Latinoamericana de Estudios Teológicos (FLET, hoy Laurel University). Apoya el trabajo profético ante el sistema de su esposo el pastor Mario Félix Lleonart y ha publicado en diversas publicaciones digitales tales como Religión en Revolución y Conexión Digital.

9 de agosto de 2011

Cuba es el único país donde los opositores políticos se sancionan arguyendo delitos comunes.

Cuba es el único país del mundo cuyos opositores políticos, generalmente son sancionados por delitos comunes, lo que le permite al régimen castrista ufanarse de no tener presos políticos, así se expresan familiares de opositores y presos políticos camagüeyanos, quienes denunciaron ante este reportero la situación y el acoso que sobre los mismos se mantiene, se les priva del derecho al trabajo honesto y honrado para el sustento de su familia, en caso de que alguno les sea permitido un empleo por cuenta propia, se les persigue; y si estuvieran ejecutando el trabajo de forma ilegal, se les encarcela, mientras que los intentos de legalización son prohibidos y bloqueados y cuestionados y hasta vilipendiados o chantajeados, y si ya están legalizados por cualquiera de estas vías anteriormente mencionadas, en su llamado negocio, se les priva de las licencias.
Para Miguel Laffita, primero el gobierno desemplea al opositor y luego le hace la vida imposible impidiéndole todo acceso a recursos económicos lícitos, empujándole hacia la ilegalidad y el delito común, momento en que es apresado, se le impone una sanción desmedida y no se le da oportunidad de defenderse.
Miriam Tamayo afirma, por su parte que, aun cuando el opositor no ha cometido delito alguno, de todas formas, con pruebas fabricadas y testigos marionetas, o sin pruebas ni testigos, se le manda para la cárcel. Mientras a la opinión pública nacional se le dice que se trata de mercenarios, escorias y crápulas sociales y que estaban planificando el sabotaje a un círculo infantil o escuela primaria próxima a sus hogares, ya con la opinión pública internacional es otra cosa porque tienen acceso a Internet sin limitaciones, pero al pueblo cubano se le mantiene detrás de una cortina de acero inoxidable que ni la sofisticada tecnología estadounidense ha podido quebrantar, baste como muestra la imposibilidad de recepción de las señales de Televisión Martí y las insalvables interferencias a Radio Martí.
*Corresponsal del Centro informativo Opina –Pres en oposición en Camagüey, Cuba (ciOPINA-PRESSo)

7 de agosto de 2011

Vasco Porcallo de Figueroa, el primer bandolero.

El bandolerismo en Remedios.
Por: Rogelio Menéndez Gallo .
Según algunos historiadores—nunca confiables por su evidente prejuicio contra el personaje histórico—el primer bandolero que asoló la antigua zona aborigen del cacicazgo de Savana o Sabaneque hasta su fallecimiento, fue el capitán conquistador español Vasco Porcallo de Figueroa y de la Cerda, a quien pese a los epítetos de “noble innoble”, “gran fornicador”, “depravado sexual”, “pícaro redomado” y “señor feudal de horca y cuchillo”, hay que reconocerle el merecido título de fundador de Remedios por allá por el 3 de mayo de 1514,--día de la Santa Cruz-- aunque no la convirtiera en villa con todas las de la ley en esa fecha, debido a intereses personales. De ahí la actual posición cronológica reconocida como La Octava de las Villas, cuando pudo ser la tercera del país después de Baracoa y de Bayamo.
Pero justamente Vasco Porcallo no sirve como ejemplo en este caso, puesto que resultó un malhechor oficial, autorizado por el poder político. Y de ese tipo de ladrones amparados por las leyes, la historia de Cuba recoge millares de nombres legendarios a lo largo de nuestros escasos cinco siglos de existencia. La verdadera intención de esta breve reseña, es referirnos específicamente a los bandidos, atracadores, bandoleros y ladrones fuera de la ley que, de una forma o de otra operaron en la jurisdicción remediana algún tiempo posterior a la muerte del amo de San Cruz de la Savana de Vasco Porcallo, hecho ocurrido en l550.
Para el surgimiento del bandolerismo resultó necesaria la aparición de condiciones socioeconómicas propicias, como fueron el crecimiento de la población rural, la evolución económica de las primeras villas fundadas, el surgimiento de otros pueblos a partir de los iniciales, y las mayores diferencias de clases en la sociedad, entre ricos y pobres, lo cual trajo consigo superiores contradicciones y luchas.
La primera forma de manifestarse el bandolerismo fue la individual, al estilo del “Llanero Solitario”. Aunque realmente las acciones del bandolero solitario no las llevaba a cabo fundamentalmente en el llano, sino que, a partir del propio siglo XVI, las ejecutaba en las costas, delinquiendo a través del contrabando y la piratería. Actividades en las cuales Remedios se destacó considerablemente.
Así que su primer puerto, Tesico, conoció las malandrinadas del célebre filibustero natural de la villa, apodado Tato el Monje, las cuales se extendieron por toda la región norteña de la isla de Cuba y parte de su archipiélago. Esto, amén del comercio de rescate llevado a cabo, andando Cronos desde los inicios XVII, hasta por las propias autoridades municipales. Suceso provocado por la Real Cédula de 1607, que proclamó la Primera División Territorial de Cuba en dos Departamentos, el occidental y el oriental, con La Habana y Santiago de Cuba como capitales. Más, ¿qué ocurrió? Nada menos que el increíble olvido de las tres villas del centro: Remedios, Sancti Espíritus y Trinidad, quienes quedaron carentes del gobierno colonial directo y durante catorce años, --hasta el 9 de julio de 1621, --cuando “descubierto” tamaño error, fueron incorporadas bajo el mando de La Habana. Según informes del obispo Alonso Enríquez de Almendráis, el relajo del contrabando en Remedios era practicado no solo por alcaldes y regidores, sino también por el cura párroco de la iglesia nombrado Andrés Zapata, al que calificó de bellaco, tramposo y mujeriego, y envió a freír espárragos más allá de las quimbámbaras.
Fuete: Boletín Orfebre, 2006

4 de agosto de 2011

Segregación y discriminación en Cuba por origen nacional.

A la entrada de la capital cubana un enorme cartel proclama a esta suciedad, como “la capital de todos los cubanos”. Un grupo de jóvenes centro-orientales creyeron en esa propaganda, y guajiros al fin, asociaron que al ser los dirigentes y policías orientales y residen acá, tenían derechos para radicarse en este territorio, por lo que decidieron probar acá, la suerte que se les niega en sus poblados rurales, abandonados por el favor de Dios, recogieron sus escasas pertenencias, vendieron otras y con unos ahorritos, llegaron acá.
Algunos de estos orientales, en 5 años, sin haber logrado el “permiso de residencia”, bajo el permanente asedio y acoso de la policía nacional, paradójicamente tan orientales y campesinos semianalfabetos como ellos mismos, debiendo pagar en multas reiteradas y duplicadas cerca de 50 mil pesos MN. Luego algunos han sido encauzados por un presunto delito de “residencia ilegal” o cualquiera otro delito común, algunos deportados a su lugar de origen, otros encarcelados, luego de pasar por la tenebrosa estación de la policía técnica de investigaciones, conocida como “100 y Aldabó”, donde hasta los mudos salen hablando.
La Constitución nacional proclama que los ciudadanos cubanos pueden residir en el lugar que deseen del territorio nacional que deseen, en su artículo 43 párrafo 6. A muchos se les ha negado el derecho a comunicarse con su abogado o con sus familiares cuando han sido detenidos y finalmente se les libera, tirándolos para la calle lejos de sus provincias, sin dinero ni formas de regresar ni subsistir. Algunos abogados, luego de cobrar lo estipulado en los convenios de relación, no acuden al juicio oral, debiendo ejercer uno de oficio.
Cientos de jóvenes procedentes de las provincias orientales sufren la segregación de los presuntos habaneros, las autoridades, la policía (procedente de las provincias orientales), los tribunales y fiscalías (acostumbrados a juzgar según la presunción de culpabilidad), y son fuertemente multados y deportados a sus lugares de origen, cuando les queda algo de suerte, cuando no, pueden ser encauzados y encarcelados por homosexualismo, prostitución, asedio al turista, peligrosidad pre delictiva, drogas, pornografía y cuanto otro delito se le ocurra a quienes ostentan la fuerza.
*Periodista Independiente. Director Centro informático Opina – Press en oposición (ciOPINA-PRESSo)

2 de agosto de 2011

¡Me llamo Luís Beltrán, ni me cogen ni me cogerán!

EL BANDOLERISMO EN REMEDIOS.
El desarrollo de la industria azucarera, de la ganadería y el transporte por ferrocarril más adelante, fue motivo esencial para aumentar el bandolerismo entre los finales del siglo XVIII y ante todo, durante el siglo XIX. Y ya no se trataba únicamente del bandido individual, sino del bandolero social, llamado así, porque operaba en bandas o partidas de tres o más hombres. Y lo hacían lo mismo como asaltadores de camino, que en acciones de contrabando, atracos, robos en haciendas, ingenios y pueblos, o como secuestradores de personas por las cuales exigían enseguida, gruesas sumas de dinero por su rescate.
En estas pinceladas acerca de un aspecto de la historia remediana, no podrán faltar personajes famosos tanto como bandoleros solitarios, como en la jefatura de bandas lugareñas, o de aquellas que, desde diversos lugares de Cuba, invadieron el territorio de la jurisdicción.
Comencemos con un nombre leyenda en la comarca. : El Indio Martin. Este descendiente de aborigen no solo infundía pavor debido a sus depredaciones como ladrón de ganado y secuestros de personas, sino que llegó a confundir incluso a las autoridades, pues astutamente, solía dar la impresión de contar con el don de la ubicuidad. Era tal su velocidad corriendo en el monte, que podía cometer varias fechorías en diversos sitios ubicados a considerable distancia, con diferencia de minutos solamente.
(A la derecha un retratro del Manuel Garcia, el mas famoso bandolero cubano.)
Y ganó fama legendaria de bandolero que corría descalzo más rápido que un caballo. Y vistiendo solo pantalón largo. Y con el dorso desnudo y la cabellera larga y lacia al viento o bajo un sombrero alón. Y usaba las armas rústicas de sus antepasados: arco, flechas, lanza y cuchillo de monte. Y de las vacas que sacrificaba o dejaba vivas solo comía las lenguas crudas. Y cuidado con el Indio Martín que te roba. Y se lleva a los niños. Y era el “Coco” Y aterrorizó no solo la villa de Remedios, sino también las de Santa Clara y Sancti Spíritus y Trinidad y Camagüey. Y en l803 ya se ofrecía la respetable cantidad de 200 pesos oro por su captura. Y aunque su consigna repetía: ¡Me llamo Luís Beltrán, ni me cogen ni me cogerán!, cayó en una emboscada mortal.
Antes de señalar algunos ejemplos de acciones y muertes del bandolerismo social, debo señalar diferencias con el individual, puesto que la similitud resulta evidente; ambos cacos eran delincuentes.
La diferencia fundamental entre los dos modos de bandolerismo estribaba en que, mientras el bandolero individual no tenía cooperación alguna, las bandas contaban con el apoyo y protección del campesinado pobre, con quien unas veces compartía generosamente el producto de sus asaltos, y en otras, compraba el silencio Por motivo de tal actitud, las partidas de forajidos—la mayoría de origen campesino-- adquirían poco a poco un aire romántico. Llegaron incluso a libertar esclavos, a refugiarse en palenques de cimarrones, y no faltaron bandoleros que, una vez iniciada la guerra por la independencia en l868, --o más adelante en su reinicio en l995--, se incorporaron a las tropas mambisas como soldados del Ejército Libertador.
Las bandas de bandoleros se dedicaban a realizar los mismos delitos que los bandoleros solitarios, más, por supuesto, en mayor grado. De modo que sus asaltos y secuestros resultaban de envergadura superior.
Por los años de la década del cincuenta del siglo XIX, existió en Remedios una pequeña banda integrada por campesinos bajo la jefatura de Antonio Rivera que, según la prensa de la época, el l2 de mayo de l852, roban caballos de la hacienda de don Isaac Stone. Se trata de la primera noticia local publicada en relación al bandolerismo. Desde luego, se debe tener en consideración, que la imprenta, así como el primer periódico remediano, se originaron en la Octava Villa, en ese año.
Boletín Orfebre, 2006.