6 de marzo de 2012

En la cola de las croquetas.

Suceso narrado por la comunicadora  comunitario, Lourdes Esquivel Veiyto.
Heysell Prieto Morejón, vecina de calle 182 # 40945 entre 411 y Lídice y su esposo Arián Fajardo Hernández, CI. 71082914581, me cuentan lo siguiente:
Estamos en la pescadería donde venden croquetas de pescado desde antes que amaneciera y eso que hoy esta cola para comprar las croquetas está chiquitica porque todavía es temprano, pero a las once de la mañana tenemos delante unas 30 personas porque la mayoría marca y se van para venir después y este es uno de los alimentos de los cubanos y si lo perdemos tenemos que comer arroz solo, porque no hay más nada que el paquete de croquetas que venden  por $ 5 pesos (cup) y que dicen que son de pescado y no se sabe de cual especie. Todavía no hay problemas pero dentro de un ratico cuando traigan las croquetas se forma el desorden porque empieza la coladera, los empujones y las malas palabras, porque todos queremos coger, pues la mayoría las compramos para que nuestros hijos tengan algo que echarle al pan  para la merienda en la escuela y también para el almuerzo. Yo sé que están de madre, pero qué vamos a hacer si no me sacrifico aquí no comemos croquetas y como yo así está el pueblo entero.
La Habana, 6 de marzo de 2012.
Red cubana de comunicadores comunitarios